Parece cada vez más probable que la inteligencia artificial evolucione de programas simples a máquinas inteligentes con su propia mente y conciencia

En la actualidad, la inteligencia artificial está experimentando un salto tecnológico. Las máquinas pensantes parecen solo cuestión de tiempo. Podemos distinguir cuatros tipos de inteligencia artificial (IA).

Con los avances técnicos actuales en potencia informática, el tema de la Inteligencia Artificial (IA) está cobrando un nuevo impulso. Las nuevas tecnologías abren nuevas posibilidades. Estas incluyen desarrollos en las siguientes áreas:

  • Aprendizaje automático (Machine Learning).
  • Redes neuronales (Neural Networks).
  • Procesamiento del lenguaje natural (Natural Language Processing).
  • Algoritmos genéticos (Genetic Algorithms).
  • Creatividad computacional (Computational Creativity).

Parece cada vez más probable que la inteligencia artificial evolucione de programas simples a máquinas inteligentes con su propia mente y conciencia.

Tipología de Inteligencia Artificial

Se pueden distinguir cuatro tipos de inteligencia artificial:

  1. IA puramente reactiva.
  2. Sistemas de memoria limitada.
  3. Sistemas con conciencia propia.
  4. Sistemas que son “autoconscientes”.

Cuatro tipos de Inteligencia Artificial

#1 IA puramente reactiva

Esta es la forma más básica de IA. El sistema reconoce su entorno / situación directamente y actúa sobre la base de lo que reconoce. No tiene ningún concepto del mundo exterior. No puede crear recuerdos ni utilizar experiencias pasadas para influir en las decisiones actuales. Solo se especializa en un área.

Algunos ejemplos son Deep Blue de IBM, que derrotó a Kasparov en el ajedrez, o AlphaGo de Google, que triunfó sobre el campeón humano en el juego de Go.

#2 Sistemas con memoria limitada

Un poco más arriba en la escala evolutiva de la inteligencia artificial se encuentran los sistemas de memoria limitada. Toman en cuenta piezas de información pasada y las agregan a sus representaciones preprogramadas del mundo. Tiene suficiente memoria o experiencia para tomar decisiones correctas y tomar las medidas adecuadas.

Algunos ejemplos son los vehículos autónomos, los chatbots y los asistentes digitales personales.

#3 Sistemas con conciencia propia

Teoría de la Mente significa desarrollar tu propia conciencia. Esto incluye reconocerse a sí mismo y a los demás, pero también desarrollar la comprensión de que los demás pueden estar equivocados y, por lo tanto, actuar mal.

Dichos sistemas tienen la capacidad de comprender los pensamientos y las emociones que influyen en el comportamiento humano. Esto incluye una comprensión de los sentimientos, motivos, intenciones y expectativas, así como la capacidad de interactuar socialmente sobre esta base. Todavía no hay sistemas que puedan hacer esto. Pero probablemente sean el siguiente nivel de máquinas inteligentes.

Ejemplos del campo de la ciencia ficción son C-2PO y R2-D2 de las películas de Star Wars, y Sonny de la película Yo Robot.

#4 Sistemas que son “conscientes de sí mismos”

Estas formas de IA pueden formar ideas sobre sí mismas. Representan una extensión de los sistemas con conciencia propia, son conscientes de sus estados internos, pueden predecir los sentimientos de los demás y pueden formar abstracciones y sacar conclusiones. Son la futura generación de máquinas: súper inteligentes, sensibles y conscientes.

Algunos ejemplos son Eva en la película Ex Machina, y Synths de la serie de televisión Humans.

Cuatro tipos de inteligencia artificial