IA: guía breve de los cuatro tipos de inteligencia artificial

La inteligencia artificial se ha vuelto significativamente más importante, en parte debido al Big Data y al aumento de la velocidad, volumen y variedad de datos que las empresas recopilan hoy en día. Hablamos de 4 tipos de inteligencia artificial, en función de la capacidad de percibir el mundo, la autoconciencia, la memoria del pasado y la capacidad de mejora basada en el aprendizaje.

La inteligencia artificial es un tema de moda desde hace un tiempo, y la palabra a menudo se asocia con imágenes de robots que esclavizan a las personas y crean un nuevo orden mundial.

Película como AI o Yo Robot, muestran los extremos negativos a los que podría conducir la inteligencia artificial, pero la situación no es tan negativa.

La Inteligencia Artificial (IA) se define como la capacidad de un programa informático para pensar y aprender. Puede no o hayamos notado, pero la IA ya está presente en nuestras vidas, desde las grandes corporaciones hasta las aplicaciones que usamos todos los días.

Los 4 tipos de Inteligencia Artificial (IA)

Hablamos de 4 tipos de inteligencia artificial, en función de la capacidad de percibir el mundo, la autoconciencia, la memoria del pasado y la capacidad de mejora basada en el aprendizaje.

El primer y segundo tipos de IA ya existen hoy en día, y es lo que denominamos inteligencia artificial estrecha.

Los tipos tres y cuatro son más avanzados y, junta, forman la inteligencia artificial general y la súper inteligencia artificial, que aún no se han creado, pero tienen el potencial de ser tan inteligentes como una persona, o incluso más inteligentes.

#1 Inteligencia artificial con máquinas reactivas (máquina reactiva)

Es el primer y más básico tipo de inteligencia artificial. Sin memoria ni percepción del mundo ni del tiempo, estas máquinas están diseñadas para realizar una única tarea en función de la situación actual.

Un ejemplo de IA de máquina reactiva es el ordenador de ajedrez IBM DeepBlue. En 1997, el ordenador de IBM ganó una partida de ajedrez contra el campeón mundial Garry Kasparov.

DeepBlue pudo hacer esto realizando todos los movimientos posibles basados en los números de posición, y eligió la ruta más rápida hacia un jaque mate.

Dado que esta IA solo puede centrarse en una tarea, es difícil encontrar una aplicación para ella en cualquier otro lugar del mundo.

#2 Capacidad de memoria limitada (memoria límite)

Como sugiere el nombre, la IA de memoria limitada se diferencia de las máquinas reactivas en que puede mirar datos pasados y la situación actual para tomar una decisión.

Los robots que funcionan con una memoria limitada deben combinar lo que han aprendido y observar lo que sucede ahora para poder emitir un juicio.

Los coches autónomos modernos confían en este sistema. El ordenador en estos automóviles sabe de memoria cómo conducen normalmente los coches, cómo son las personas o ciclistas y cuáles son las reglas de la carretera.

Al mismo tiempo, observa sus alrededores en busca de obstáculos como otros coches, árboles o personas que se agregan a su cosmovisión existente.

Este es el tipo más común de IA en la actualidad: lo vemos en el asistente personal de nuestro teléfono inteligente, la búsqueda de Google, la traducción de Google, el feed de Facebook y muchas otras aplicaciones que usamos todos los días.

Si bien el tercer (y cuarto) tipo de IA aún no existe, ya tenemos una idea de cómo podría verse. Muchas películas ya han mostrado escenarios que los tipos 3 y 4 pueden traer a nuestras vidas.

#3 Teoría de la mente

Las máquinas inteligentes artificiales, que logran la IA de tipo 3, podrán percibir y comprender las emociones humanas y adaptar su comportamiento en consecuencia.

Los robots con esta IA tendrán una memoria y una imagen del mundo basada en lo que aprenden, y se mejoran a sí mismos. En una realidad donde esto se hace realidad, los robots se convertirán en parte de nuestra sociedad al comprender las emociones humanas y cómo actuamos.

R2-D2 de Star Wars es un buen ejemplo de una teoría de la mente robótica, ya que podía entender el miedo y la ira de otras personas, y actuar en determinadas situaciones asustado o emocionado.

Este tipo de IA sigue siendo un desafío. Los investigadores están luchando por replicar lo que está sucediendo en el cerebro humano. Las normas sociales, las emociones y el instinto crean muchas variables que son difíciles de mapear en una máquina.

#4 Autoconciencia

En esta fase, el pensamiento computacional alcanza el nivel de la conciencia humana con una percepción completa del mundo, las emociones, intenciones y reacciones humanas.

Esta IA cambiará de “yo pienso” a “yo sé que pienso”. Los robots con esta IA serán tan inteligentes o más inteligentes que los humanos, y podrán realizar todas las tareas normales que hacemos ahora, si no mejor.

¿Pueden los humanos crear algo así? ¿Tenemos que darles los mismos derechos que a las personas? ¿Conquistarán el mundo?

4 tipos de inteligencia artificial