Estrategia de datos: ¿qué hago con y a partir de mis datos?

Los datos son el nuevo oro en la era de la digitalización. Sin embargo, pocas empresas saben cómo convertir el oro en dinero. Necesitan una estrategia de datos – Data Strategy.

Una razón es la falta de conocimientos técnicos para gestionar los datos. No carecen de datos, pero carecen de los conocimientos para utilizarlos y aumentar su valor añadido. Una estrategia de datos puede ayudar: regula qué datos son utilizados por quién y con qué propósito.

¿Qué es una estrategia de datos?

Una estrategia de datos se puede definir como un plan formulado y orientado a objetivos para convertir los datos en valor añadido.

Las empresas toman los datos que se generan, y tratan de crear valor añadido a partir de ellos. Los objetivos solo se derivan de los datos existentes posteriormente.

Una estrategia, por otro lado, es un enfoque metódico. Para desarrollar una estrategia, se recomienda el siguiente procedimiento:

  • Visión
  • Datos
  • Información
  • Conocimiento
  • Procesos / planificación
  • Estrategia

¿Cómo construir nuestra estrategia de datos?

La visión define qué se debe lograr con el procesamiento de datos, un objetivo que debe lograrse. Puede tratarse de la apertura de nuevas áreas de negocio, o nuevos grupos objetivo, o el desarrollo de un nuevo producto o servicio.

Es importante hacer que el objetivo sea medible utilizando ciertos KPI. Los KPI (Key Performance Indicators) son cifras clave que miden el progreso de un objetivo, y lo hacen visible.

La definición del objetivo, se puede deducir qué datos se requieren para alcanzar el objetivo, y cómo estos datos pueden estar disponibles. Se puede obtener información a partir de estos datos, y convertirla en conocimiento valioso para la empresa.

La estrategia de datos también regula qué personal, y qué herramientas, necesita la empresa. La pregunta que debemos hacernos es quién está implementando la estrategia, y si el personal está lo suficientemente capacitado para trabajar con los datos.

En la pyme, puede ser suficiente con formación especializada del tipo Master en Business Analytics.

Idealmente, un equipo interdisciplinario se encarga del procesamiento de datos. Sin embargo, esto puede ser un desafío para las pymes, ya que los recursos son escasos. Se puede considerar una cooperación con empresas especializadas en estrategias y procesamiento de datos.

Además del marco personal, también hay que aclarar los componentes técnicos. ¿Tengo suficiente potencia informática? ¿Qué infraestructura necesito?

Plan de negocios para un correcto Data Governance

La estrategia de datos es parte de la gestión corporativa, y también debe integrarse en la estrategia corporativa.

El requisito previo para la implementación de la estrategia de datos es que los dato que necesita nuestra empresa puedan estar disponibles. Se deben respetar las condiciones del marco legal y ético, como el RGPD.

No solo es importante la recopilación de datos, sino también la protección contra el robo y el uso indebido. La gestión de datos en una empresa se conoce como gobierno de datos (Data Governance).

Una estrategia de datos bien desarrollada aporta un valor añadido a la empresa. Es un plan de negocios para el uso de datos de manera rentable. Y ofrece grandes oportunidades, como ganar nuevos clientes, más flexibilidad, ahorro de costes o una ventaja de conocimiento sobre la competencia.

Para lograr esto, los objetivos y los plazos son muy importantes. La estrategia de datos debe ser un procedimiento guiado. Y también debe documentarse, así como verificar constantemente si todavía estamos en el camino correcto

Las pymes harían bien en invertir en su estrategia de datos. Porque la digitalización va a tener lugar, en cualquier caso. Si no pueden mantenerse al día, corren el riesgo de perder ventajas competitivas.

Hay mucho potencial en la digitalización. Los socios especializados pueden ayudar con la digitalización.