Oportunidades, desafíos y retos que rodean a la Industria 4.0

La Industria 4.0, o Cuarta Revolución Industrial, se puede definir como un ciberespacio que controla todo, desde el diseño hasta la demanda del producto. Se caracteriza por la automatización inteligente y la integración de tecnologías digitales: impresión 3D, computación en la nube, realidad aumentada, Internet of Things, etc.

Industria 4.0, un aliado en la consecución de los objetivos empresariales de la industria

Esta nueva revolución conectada abre oportunidades para la industria, con tres niveles potenciales de creación de valor:

  • Nivel de productividad (esto puede mejorar la cadena de suministro)
  • Nivel de desarrollo de nuevos productos.
  • Nivel de creación de nuevos modelos de negocio.

Es necesario que las industrias se adapten, o de lo contrario tendrán que cerrar. ¿Por qué ha desaparecido Sears? Porque Amazon ha desarrollado un nuevo modelo de negocio. Sin embargo, en su día, Sears fue pionero en ofrecer ventas por catálogo.

Grandes desafíos que plantea esta nueva revolución

Si bien las ventajas innegables van de la mano con la llegada de la Industria 4.0, también plantea muchas preguntas. Como su antecesora (la revolución del vapor) había podido hacerlo, siempre con el mismo miedo subyacente: ¿reemplazará la máquina a los humanos? Tengamos la seguridad de que todavía no hemos llegado a ese punto. La sociedad de los robots aún está lejos.

Las cuestiones son de naturaleza mucho más fáctica. La escasez de mano de obra y la retención de talento están entre las principales preocupaciones. ¿Cómo, cuando eres una pyme, puedes asegúrate de que tu talento no acabe en un gran grupo empresarial? Este es un gran desafío para las pymes.

Análisis de datos: cuidado con la indigestión

El análisis de datos es un campo muy amplio para una empresa, y uno puede perderse fácilmente en él. Al comenzar con proyectos a pequeña escala, las empresas pueden asegurarse de que tengan éxito. Allí ganarán confianza, lo que les permitirá una visión mayor.

Si el Big Data y la Inteligencia Artificial pueden asustar, porque vienen a provocar disrupción en los modelos establecidos, entonces es necesaria una mejor comprensión de estas tecnologías. Por supuesto que debemos estar atentos, pero no podemos ir en contra de esto porque, en cualquier caso, estas tecnologías seguirán desarrollándose. La cuarta revolución industrial está en marcha.

Big Data e Inteligencia Artificial en el corazón de la Industria 4.0