Business Analyst: el futuro del análisis empresarial en 2020

Estamos en una época de rápida transformación digital y tecnológica, y las empresas deben adaptarse si quieren sobrevivir y mantenerse competitivas.

Recomendamos: Master en Business Analytics

Las organizaciones, hoy, dependen de la figura del Business Analyst, o analista empresarial, para que pueda guiarlas a través de la transformación digital, y contribuya a incorporar las mejores prácticas y las tecnologías emergentes de disrupción digital.

Las tecnologías de análisis predictivo (Predictive Analytics), el aprendizaje automático (Machine Learning), la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas (Internet of Things), tienen la capacidad de impactar significativamente en una empresa y en sus operaciones.

Transformación digital

La rápida transformación digital trae diferentes desafíos, a los que las compañías deben hacer frente si desean seguir siendo competitivas. Es esencial que las compañías se aseguren de estar preparadas y, para ello, es esencial contar con profesionales cualificados como, por ejemplo, la figura del Business Analyst para el análisis de datos: analizar, administrar y limpiar grandes cantidades de datos es clave para que una organización pueda mantenerse competitiva en el entorno económico digital actual.

Las empresas necesitan tomar decisiones de negocio estratégicas, que puedan usarse como reglas en el aprendizaje automático, ya que, tomar la decisión equivocada, puede ser catastrófico. El rol de un Business Analyst se centra, cada vez más, en lo digital.

Capacitación continua en habilidades digitales

Según el informe de 2018 del World Economic Forum, “The Future of Jobs”, la recapacitación será imprescindible para la futura fuerza laboral. Para el año 2022, más de la mitad de la población activa, el 54%, necesitará una nueva capacitación o capacitación adicional.

Solo en EE.UU., el número de perfiles de Business Analyst demandado por las empresas, aumentará de 364.000 a 2.720.000 vacantes, según indica IBM.